Las mejores seis prácticas para trabajar desde casa

//Las mejores seis prácticas para trabajar desde casa

Las mejores seis prácticas para trabajar desde casa

Te contamos qué hábitos pueden ayudarte en el desarrollo de tu emprendimiento.

Cada vez más emprendedores llevan adelante sus proyectos en forma remota desde su casa o, incluso, en alguna confitería cercana. En la actualidad, la tecnología ha ampliado la gama de posibilidades, ofreciendo facilidades para desarrollar tareas a distancia, ya sea por necesidad o elección.

El teletrabajo tiene sus ventajas, pero también genera desafíos. La falta de interacción con compañeros de trabajo dificulta la posibilidad de compartir ideas o cotejar puntos de vista. Por otra parte, es necesario fortalecer la autodisciplina para mantener la eficacia y la organización en el entorno laboral.

A continuación, desarrollaremos algunas pautas a tener en cuenta, que te permitirán estar enfocado en tus tareas durante el día.

1 Establecé y mantené horarios regulares

La mayoría de los emprendedores que desarrollan proyectos desde su casa descubren que trabajan más o en horarios poco frecuentes. Es cierto que algunas interrupciones no pueden ser evitadas: un pedido inesperado de un cliente puede requerir horas extras. Por otra parte, las obligaciones familiares pueden interferir, especialmente si hay niños en la casa durante el día.

El mejor modo de evitar interrupciones es establecer horas de trabajo y cumplirlas. Asimismo, es importante esforzarse para dejar el trabajo “en la oficina” una vez cumplido el horario, para disfrutar del resto del día.

2 Planeá y estructurá tu día de trabajo

Estructurá tu día de trabajo para maximizar la eficiencia. Aprovechá las ventajas del ritmo natural de tu cuerpo y planeá tu trabajo en relación a tus horas más productivas. Si sabés que te focalizás mejor a la mañana, aprovecha ese momento del día para realizar las actividades más importantes, antes de dedicarle tiempo a tareas que no son urgentes.

Una revisión rápida de tu calendario cuando recién comenzás a trabajar puede prepararte para un día productivo. Si es posible, cerrá la puerta de tu oficina para mostrarle a los demás que estás trabajando y no querés distraerte.

3 Vestite para impresionar (aunque sea solo a tu perro)

A pesar de lo tentador que resulta, estar en pijamas todo el día no es el mejor hábito de trabajo: la forma en que te vestís te afecta psicológicamente.

Tomarte tu tiempo para bañarte, desayunar, lavarte los dientes y vestirte puede hacerte sentir más confiado y seguro. Además, mantener un guardarropa de trabajo prolijo te ayuda diferenciar entre el ámbito laboral y tu casa (aunque se encuentren en el mismo lugar).

4 Armá un área de trabajo

Intentá trabajar en un mismo lugar todos los días. Puede ser una habitación convertida en oficina, un escritorio ubicado en la esquina del living o, incluso, la mesa del comedor.

Asegurate de que el espacio funcione eficientemente para vos, tu negocio y tu estilo de trabajo. Decorá el espacio con objetos que te inspiren e incluí flores, música o cuadros. Convertí el lugar de trabajo en un ámbito que disfrutás, un área en la que podés focalizarte y desarrollar tus objetivos de forma eficiente.

5 Tomá descansos

Programá tiempos para descansos frecuentes durante el día. Levantate de tu escritorio, estirate o caminá alrededor de la casa o en la calle. Si necesitás socializar un poco, salí a almorzar con amigos o clientes. Aprovechá la mejor ventaja de trabajar desde tu casa: la flexibilidad.

6 Evitá distracciones

Un desafío del trabajo desde casa es la capacidad para administrar las tareas de modo eficiente: sin colegas o socios cerca es fácil distraerse. Permanecé enfocado en el trabajo durante el día para mantener la productividad.

No pierdas tiempo o dinero en reuniones o actividades que son contraproducentes para el éxito de tu emprendimiento. Además, hacé lo posible para dejar de lado las tareas hogareñas, como lavar ropa o los platos, hasta que “vuelvas a tu casa” por la tarde. Evitá también las distracciones online: limitá el tiempo dedicado al mail, las redes sociales y los sitios web que no estén relacionados con tu trabajo. Programá una alarma en tu teléfono o computadora si es necesario.

Fuente: “6 Best Practices for Working from Home”, www.entrepreneur.com

2018-01-29T21:52:47+00:00