“Hay que llegar con soluciones genuinas”

//“Hay que llegar con soluciones genuinas”

“Hay que llegar con soluciones genuinas”

Leandro Schvartzer, Presidente de la Fundación PROEM, reflexiona sobre el crecimiento y los desafíos de la entidad.

¡Queridos amigos y querida familia!

¡Mil gracias!

Hace 11 años que empezamos con esta linda locura de armar una ONG que permita paliar la problemática del desempleo y lograr la inclusión social de las personas. Personalmente van 6 años como secretario y 5 años que llevo presidiendo Fundación PROEM y tengo ganas de hacer un balance y compartirlo con ustedes.

Dirigir PROEM es la actividad que más disfruto y seguramente uno de los desafíos más complejos que encaré: hay que llegar con soluciones genuinas a personas que están en un contexto distinto al que transitamos habitualmente. Tenemos que encontrar la manera de sumar más personas (voluntarios, staff, donantes, etc.) para poder llevar adelante la tarea. Hay que hacer proyectos de calidad y poder comunicarlos de manera eficiente a los diferentes actores. Ni hablar de cómo sostener toda la actividad desde el punto de vista económico y financiero, pues la apuesta hace tiempo que dejó de ser un grupo de amigos que se unieron. Tenemos una mirada altamente profesionalizada sobre lo que estamos haciendo.

Sin el apoyo de mis amigos y familia sinceramente no lo hubiera podido liderar. Con ustedes este camino ha sido mucho más fácil. En cifras, hemos logrado alcanzar a más de 14.614 jóvenes capacitados, 1225 emprendedores asistidos, 1632 personas que se han calificado con un nuevo oficio. Ver estos números me impacta, pues superan ampliamente mi expectativa.

Continuar con esta tarea y enfrentar los desafíos que se vienen en el corto plazo requiere que cada vez seamos más los que nos sumamos a PROEM. Casi todos con los que hablé conocen mi gran interés porque cada vez más personas de carne y hueso se sumen con un pequeño aporte mensual a PROEM. No es por capricho que insisto con esta idea, pues es la manera que PROEM sea sustentable en el tiempo, perdure, más gente se sienta parte de una movida solidaria y lleguemos a más personas que lo necesitan.

Hacer un aporte monetario hace sentir bien a quien lo da. No nos enseñaron que el bienestar se encuentra en el ayudar. Ayudar es más placentero que ir al gimnasio, mejor que hacer dieta y ni hablar de ayudar versus una compra compulsiva. Yo sé que muchos ya lo están haciendo, en PROEM o en otro lado, pero el que no lo hizo aún, lo invito a que pruebe y sino se siente bien al hacerlo, simplemente puede dejar al mes siguiente.

Por momentos, también suele haber desánimos y quejas, pero tratamos de eludirlas y anhelar que cada vez más personas se sientan parte de que la solución no es el otro llamado “Estado, empresa, ONG, vecino, etc”, que nos va a llevar a una sociedad más inclusiva e integradora; sino cada uno de nosotros.

Gracias a todos los que en estos años se sumaron a PROEM de manera más activa u ocasional y abro una vez más la invitación para aquellos que aún no se sumaron a que prueben y se acerquen a ver qué siente ¡Cada día es una nueva oportunidad para involucrarse, para elegir ser protagonistas del cambio!

¡Mil gracias! ¡Con cariño!

Lean

2018-01-29T21:51:46+00:00