Emprender con actitud creativa

//Emprender con actitud creativa

Emprender con actitud creativa

Pautas para pensar de forma innovadora.

La creatividad es un importante motor que puede acompañar el crecimiento de nuestros proyectos. Frente a lo que indica el sentido común, no es una habilidad innata o reservada para unas pocas mentes iluminadas. Por el contrario, es un aspecto que todos podemos desarrollar mediante ejercicios y práctica.

En un mundo que cambia constantemente, el pensamiento creativo se vuelve un valor diferencial para compañías, organizaciones y emprendedores. Pero, ¿qué es pensar de forma creativa?

Un pensamiento creativo surge cuando generamos asociaciones entre dos temas bien diferenciados entre sí. A través de nuestra imaginación, vinculamos dos o más conceptos que ya conocíamos para crear uno nuevo. Este nuevo concepto nos permite solucionar un problema, atender una necesidad, o simplemente nos brinda placer o entretenimiento.

Por lo tanto, la creatividad no surge “de la nada”, sino que se genera a partir de “jugar” con categorías previas, que al relacionarse permiten la aparición de un “insight”, es decir, una nueva idea o acción que tiene valor.

Encontrar una nueva forma para llegar al trabajo, escribir una canción, crear una receta de cocina o inventar una forma novedosa para vender un producto. Estamos creando todo el tiempo, y en la medida que más jugamos con nuestra creatividad, encontraremos más y mejores ideas.

No hay un instructivo para crear insights, pero estas actitudes pueden ayudar a encontrar soluciones creativas e innovar:

• Entrenar la reacción y adaptación a diferentes escenarios, a través de hobbies, actividades artísticas o el contacto con la naturaleza.

• Llevar a cabo ejercicios de respiración, descanso y meditación para evitar el estrés.

• Regular las emociones.

• Estimular los lazos afectivos con amigos y familiares.

• Realizar actividad física para favorecer la oxigenación cerebral.

• Romper la rutina.

• Combinar juego y disciplina en el ámbito laboral.

Por último, recordemos que la creatividad necesita de la intensión. Apasionarse por el trabajo, realizarlas tareas con entusiasmo y disfrutar de este proceso son aspectos fundamentales para alimentar nuestro pensamiento creativo.

2018-01-29T21:55:17+00:00